A mi hijo. Por: El Último Guane

 

Que en las noches solitarias,

Cuando todo se oscurezca,

Y en el cielo no haya luna,

Ni luceros, ni cometas,

 

Cuando los sueños naufraguen

En noches sin luna llena,

Cuando la lluvia incremente

Lo gélido de tus penas,

 

Cuando la cima del triunfo

Más lejana te parezca,

Cuando te sientas frustrado,

Cuando vencido te sientas,

 

Cuando pienses que estás solo

Y que las cosas no llegan,

Cuando venga a apoderarse

De tu vida la tristeza,

 

La hermosa hada madrina

De las bellas historietas,

Aquellas que a ti, de niño,

Te leía con voz queda,

 

Con su mágica varita

Y sus múltiples estrellas,

Entre luces de colores,

Salida de entre la niebla,

 

Ante tus ojos de asombro

De repente se aparezca,

Y que sonriendo te toque,

Con su toque de hada buena,

 

Y a tu alma acongojada

Vuelva a darle fortaleza,

Y a tu mente la ilumine

Con la más grandiosa idea,

Y a tu rostro la sonrisa

¡… Al instante le devuelva… !

____________

 

ILUSTRACIÓN: Jugando en la playa. Óleo sobre lienzo. Alexander Averin Nicolajevich (Noginsk, cerca de Moscú, Rusia, 1952).

 

¡Gracias por compartirla!
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.