Yasemin Cetinkaya, joven y talentosa actriz alemana. Por Óscar Humberto Gómez Gómez, miembro del Colegio Nacional de Periodistas

YASEMIN CETINKAYA. Fotografía: Momento Kolekto. Hendrik Wittenbrink

 

Alemania celebró el Año Nuevo de 1984 con las primeras emisiones de un nuevo canal de televisión: el canal Sat.1. Hoy por hoy, es un canal privado con cobertura nacional y abierta.

Pues bien: siete lustros después de aquella feliz inauguración del entonces nuevo canal televisivo, llegó allí una joven alemana, pequeña de estatura física, pero a quien percibo inmensamente grande de alma y de talento artístico.

 

HERDECKE (ALEMANIA). Fotografía de Klaus Barwinke

 

Aunque había nacido en Herdecke, su infancia la había vivido en Dortmund, donde no solamente creció, sino que siendo aún niña descubrió sus capacidades como actriz al darse cuenta de que, disfrazada de brujita, en una representación dramatizada de Hansel y Gretel, hacía reír a la gente.

 

HERDECKE, ALEMANIA, TIERRA NATAL DE LA ACTRIZ YASEMIN CETINKAYA. Fotografía: Michiel Verbeek

 

Seguramente ella ignoraba en aquel entonces, y es posible que todavía lo ignore ahora, que no solo tiene esas capacidades actorales para hacer reír a la gente, de las que es consciente, sino que también logra transmitir otros sentimientos profundamente humanos, totalmente opuestos a la alegría, como el de los remordimientos, la preocupación, la tristeza infinita, la soledad y la desesperanza, esa terrible y abrumadora sensación de sin salida que, por desgracia, ha conducido a muchas personas a pensar en el suicidio.

 

HANSEL, GRETEL Y LA BRUJA. Este último personaje de los hermanos Grimm fue representado por la entonces niña actriz

 

DORTMUND, ALEMANIA. Fotografía: Dos Mochilas en Ruta.com. Mi lado viajero.com

 

DORTMUND, ALEMANIA. es.hoteles.com

 

Precisamente, en lo personal, me conmovió verla representando a una jovencita atribulada, totalmente superada por la adversidad, que decide alejarse de su casa paterna a pie y se dirige hacia la carretera, después de que su amado padre, en medio de una fuerte reprimenda, le ha desnudado la terrible realidad adversa y sin solución a la que ha llegado a raíz de la destrucción total de su taller de mecánica automotriz como consecuencia de un devastador incendio, la ha hecho caer en la cuenta del futuro incierto en que han quedado él y los suyos y le ha exteriorizado la imposibilidad de seguir viviendo en un pueblo donde todos desconfían de él, y allí en la solitaria carretera, en medio de una profunda angustia, con su rostro pálido por el miedo y sus ojos enrojecidos por las lágrimas, mientras empieza a ser acompañada magistralmente por una musicalización cinematográfica muy acorde con aquel terrible estado de ánimo final, decide acabar con su vida.

Ya en escenas anteriores del mismo filme, la actriz había transmitido sentimientos profundamente humanos como el de la indignación ante la burla proveniente de un sector social racista, xenófobo e indolente frente a la tragedia por la cual estaba atravesando su padre. Eran personas que profesaban una visceral antipatía contra la presencia de migrantes en el pueblo y habían echado a rodar la especie de que el incendio del taller había sido intencionalmente provocado por su propio dueño con el fin de cobrar el seguro, dada la mala situación económica por la cual atravesaba.

Aquella artista, a la que yo jamás había visto, representaba a una jovencita de nombre Mervé.

Me estoy refiriendo a la joven, hermosa y talentosa actriz alemana Yasemin Cetinkaya y a su papel estelar en la película “Tiempos revueltos“, una película alemana sencilla y bella del año 2019.

 

YASEMIN CETINKAYA, ACTRIZ ALEMANA. Fotografía: Momento Kolekto. Hendrik Wittenbrink

 

Y es que en un momento en que ya estamos hasta la coronilla de tanta violencia estúpida y ramplona en la cinematografía, resulta reconfortante saber, gracias a YouTube, que en Alemania se está produciendo un nuevo cine.

Es un cine sencillo y bello en el que se privilegian el amor, el perdón, la reconciliación, la familia, la buena vecindad y el espíritu pacífico entre quienes comparten un espacio y un tiempo, a la par que se muestra la otra cara de la moneda sin acudir a la estridencia.

Es, en síntesis, un cine de profundo contenido humano y que a la luz de la actual situación de desamor hacia los demás en que se halla sumido el mundo, bien podemos catalogar como un verdadero cine de protesta.

La película “Tiempos revueltos” (2019), dirigida por Marcus Weiler, es emblemática de ese concepto cinematográfico fresco y esperanzador.

 

YASEMIN CETINKAYA (COMO MERVÉ) Y LA MAGNÍFICA ACTRIZ ALEMANA CHRISTINE EIXENBERGER (COMO MARIE) EN UNA ESCENA DE “TIEMPOS REVUELTOS”

 

En un pueblo de la Alemania actual llamado Wildegg se produce un devastador incendio en un taller de mecánica automotriz de propiedad de un inmigrante ya entrado en años de nombre Altay (representado por el actor alemán de origen turco Vedat Erincin).

Mientras que dentro del lugar se profesa una sincera amistad hacia él por parte de un sector de la población que está despojado de cualquier mentalidad xenófoba o racista, otro sector es totalmente hostil a la presencia de extranjeros. En este segundo sector al dueño del taller incendiado se le llama despectivamente “El Turco“ mientras que en aquel donde es apreciado se le llama por su nombre, Altay. Ese solo detalle tiene un especial significado cuando se intenta una aproximación al complejo ambiente de la discriminación social.

La voraz conflagración acaba por completo con el taller de Altay — que funcionaba desde hacía cuarenta años — y los deja expuestos a él y a su familia a la incertidumbre económica absoluta.

 

LOS ACTORES VEDAT ERINCIN Y WOLFANG FIEREK EN “TIEMPOS REVUELTOS”. ALTAY FRENTE A SU TALLER DESTRUIDO. AL FONDO, LOS BOMBEROS DE WILDEGG

 

El sector hostil a los inmigrantes echa a rodar la bola de que el incendio fue provocado por el propio Altay debido a la mala situación económica en la que se encontraba y con el propósito de cobrar el seguro.

 

VEDAT ERINCIN COMO ALTAY EN “TIEMPOS REVUELTOS”. EL CABELLO QUE ALCANZA A OBSERVARSE ES EL DE SU HIJA MERVE QUIEN DE AHÍ SALE A SUICIDARSE

 

Trasciende que la compañía de seguros llevará a cabo una investigación para determinar cuál fue la verdadera causa del incendio.

Del resultado de ella dependerá que el dueño del taller y su familia queden sumidos en la ruina y el atribulado Altay termine en la cárcel.

 

YASEMIN CETINKAYA JUNTO A CHRISTINE EIXENBERGER, GABRIEL RAAB Y VEDAT ERINCIN EN “TIEMPOS REVUELTOS”

 

A partir de ese momento se da inicio al desarrollo de la trama y es cuando van saliendo a flote los prejuicios de los unos, la humanidad de los otros, la abrumadora sensación de soledad, fragilidad e indefensión del damnificado, la extrema susceptibilidad que genera en su ánimo cualquier comentario que ponga en duda su inocencia en el incendio de su taller y, en fin, los afectos y desafectos que en el alma de las personas generan tanto la grandeza como la mezquindad.

La encrucijada que ella percibe como sin solución alguna, lleva a la joven hija de Altay, Mervé (protagonizada por Yasemin Cetinkaya), a escapar a través del suicidio.

 

ESCENA DE “TIEMPOS REVUELTOS”. MERVÉ, LA HIJA DE ALTAY (YASEMIN CETINKAYA) ESTÁ A PUNTO DE IRSE A BUSCAR A QUIENES CREE QUE PINTARON EL FRENTE DE SU CASA CON LETREROS XENÓFOBOS MIENTRAS MARIE (CHRISTINE EIXENBERGER) TRATA DE DISUADIRLA

 

La artista nació el 4 de octubre de 1988 en Herdecke, un pequeño pueblo de unos 23.000 habitantes ubicado en Renania del Norte-Westfalia, al sur de Dortmund, en una región bañada por el río Ruhr, pero junto a sus tres hermanos menores creció en Dortmund, una metrópoli de casi 590.000 habitantes y que es la ciudad más grande del valle del río Ruhr con una alta presencia cultural y deportiva.

Entre los años 2011 y 2015, la joven Cetinkaya estudió en la Academia de Artes Escénicas de Baden-Württemberg en Ludwigsburg.

Allí, en desarrollo de sus estudios superiores, interpretó a distintos personajes en obras dramáticas clásicas.

En el año 2014 adelantó un taller de cine en la Academia de Cine de Baden-Württemberg.

En la actualidad Yasemin Cetinkaya reside en Berlín, la capital de Alemania, donde se celebra un prestigioso festival de cine.

 

BERLÍN, CAPITAL DE ALEMANIA Y ACTUAL LUGAR DE RESIDENCIA DE YASEMIN CETINKAYA, ACTRIZ DE ESE PAÍS EUROPEO. caracteristicas.co

 

BERLÍN, ALEMANIA. CATEDRAL. Hmvg / Wikipedia

 

Yasemin Cetinkaya actuó en la película “Layla” (“Leila”), del año 2016, al lado de los actores Nora El Koussour, Ilias Addab, Hassan Akkouch, Husam Chadat, Karl Ferlin, Sachli Gholamalizad y Steef Cuijpers. Esta cinta fue una coproducción entre Países Bajos, Bélgica, Alemania y Jordania. Es un largometraje de la cineasta neerlandesa Mijke de Jong y aborda la situación de una joven holandesa de ascendencia marroquí que se aproxima al extremismo yihadista. Y es que durante un partido de fútbol, Layla escucha un comentario racista y debido a ello empieza a sentir simpatía hacia la causa yihadista hasta que termina casándose con un joven radical. Entonces, abandona su natal Amsterdam y da comienzo a otra vida. La cinta denuncia cómo la discriminación, la intolerancia social y el fanatismo empujan a las personas hacia la aprobación de la violencia.

 

ESCENA DE LA PELÍCULA “LAYLA” (“LEILA”) huffpost.com Cortesía de Topkapi Films

 

ESCENA DE “LAYLA” (“LEILA”) pulpadigital.wordpress.com

 

Este año 2022 se dio inicio en Alemania a la nueva serie de televisión WaPo Duisburg. Se trata de un proyecto programado para ocho capítulos que se desarrollan en las aguas que rodean el municipio de Duisburg, ciudad del área metropolitana de Renania Norte, Weftalia, ubicada en la confluencia del río Rin y el río Ruhr.

En esta serie la joven actriz Yasemin Çetinkaya le da vida al papel de Arda Turan, una joven hija de migrantes nacida en esa ciudad y quien llega a convertirse en una nadadora de alta competición, que incluso participa en juegos olímpicos, para terminar, ya en su retiro del deporte de la natación, a bordo de un barco integrando un eficiente equipo de investigación de hechos extraños que suceden en dicho entorno fluvial, poniendo allí, en aquel ambiente serio, la chispa natural de su simpatía. Aunque, como ocurre siempre, estas series no gozan de la aceptación de algunos sectores, en todo caso más del 80% de los televidentes han exteriorizado su total satisfacción con la misma y aprobado que el papel estelar se lo hubiesen dado a Yasemin Cetinkaya, quien, paradójicamente, hizo saber, sonriendo, que no es precisamente una buena nadadora.

 

YASEMIN CETINKAYA JUNTO A LOS ACTORES ALEMANES MARKUS JOHNS Y NIKLAS OSTERLOH EN LA NUEVA SERIE TELEVISIVA “WAPO DUISBURG”. Fotografía de Martín Valentín Menke

 

YASEMIN CETINKAYA JUNTO A LOS ACTORES NIKLAS OSTERLOH Y MARKUS JOHNS EN LA NUEVA SERIE TELEVISIVA “WAPO DUISBURG”. Fotografía de Martín Valentín Menke

 

YASEMIN CETINKAYA COMO ARDA TURAN EN LA SERIE TELEVISIVA ALEMANA “WAPO DUISBURG”.Fotografía de Martín Valentín Menke

 

La única entrevista a Yasemin Cetinkaya existente en YouTube data del 15 de febrero de 2020, se encuentra exclusivamente en idioma alemán y su autor fue Christian Behring. Quise, entonces, obtener su traducción al idioma español con el propósito de enterarme de su contenido. Lo logré gracias a la pronta, entusiasta y desinteresada colaboración que me brindó mi joven nuera Verónica Núñez quien residió en Alemania durante varios años.

Compartí con mi traductora su comentario de que es una entrevista realmente “muy linda”, pues allí la actriz transmite su sencillez como persona. Aunque en el fondo me da un poco de miedo el saber que es una practicante de deportes en los que fácilmente y en cuestión de segundos uno estaría derribado en el suelo preguntándose qué diablos sucedió, si llegase a incurrir en algún infortunado descache, me consuela la íntima esperanza de que si algún día voy a Berlín y tengo el honor de conocerla, ella me crea que estoy allá en son de paz y, más bien, acceda a responderme, con la luminosa amabilidad de su sonrisa, una entrevista hecha en nuestro particular estilo latinoamericano, que obviamente sería sustancialmente distinta a la que se halla publicada en YouTube.

Por ahora, y a continuación de otra hermosa fotografía de Hendrik Wittenbrink, aquí está la bonita entrevista de Christian Behring con Yasemin Cetinkaya en español, traducción de Verónica Núñez, a quien le reitero mis más sinceros agradecimientos por su oportuna y valiosa colaboración.

 

 

“Entrevistador: Sé que estás trabajando en Sat. 1, pero cuando se busca información sobre ti no aparece mucho. Quisiera que te presentaras un poco.

Yasemin: Sí, soy Yasemin Cetinkaya. Hice estudios de actuación en Luisburgo, en una academia de artes en Wurzburgo y me mudé hace cinco años a Berlín.

Entrevistador: Empezaste en “Berlin Tag und Nacht” (Berlín Día y Noche, programa de TV) pero todavía no eras actriz.

Yasemin: En el 2011 hubo muchos programas de realities. En ese entonces todavía no era actriz, fue antes de mi especialización.

Entrevistador: ¿Por tal motivo estudiaste actuación? O tu deseo empezó desde antes…

Yasemin: ¿Volverme actriz? Oh, no; ese deseo lo tengo hace mucho. Cuando era una niña pequeña no tenía dientes, salvo uno negrito que me estaba saliendo. En ese entonces estaban presentando la obra Hansel y Gretel para los padres de familia. Para todos era claro que era yo quien iba a interpretar a la bruja. Entonces yo hice de la bruja y todavía recuerdo que para mí fue una experiencia muy linda, pues pude hacer reír a la gente. Cuando entré al escenario y vi a tantos padres riéndose, me di cuenta de que me era natural hacer reír a las personas y ver sus emociones. Ahí dije para mí misma: en el futuro, o voy a ser princesa, o voy a ser actriz. Decidí, entonces, ser actriz y no princesa.

Empecé a presentarme en teatros de colegio, pero siempre intenté actuar en cualquier sitio. Empecé a actuar en Dortmund. Hice un proyecto con unos jóvenes en Dortmund y conocí a una pedagoga en el teatro. Me preguntó si quería ser actriz, lo cual me extrañó pues no pensé que eso fuera una profesión.

 

YASEMIN CETINKAYA, ACTRIZ ALEMANA. schauspielervideos.de // Gold Berlin // Kim Palme

 

Entrevistador: ¿Entonces fue “Berlin Tag un Nacht” un impulso?

Yasemin: Esa propuesta me llegó cuando estaba haciendo el Abitur (etapa preparatoria para entrar a la universidad; dura tres años y de la aprobación de su examen final depende el ingreso o no a la universidad). Después de hacer el Abitur hice la audición. Imagínate, en esa fase de mi vida en la que yo estaba me llegó la propuesta de estar ahí, apenas terminara la universidad, entonces fue muy interesante para mí. Cuando acabé la universidad todo tomó su rumbo y me pareció una experiencia increíble.

Entrevistador: Si el estudio no hubiera funcionado, ¿tenías algún plan B?

Yasemin: En realidad, no. A veces el mejor empuje para que salga el plan A es que no tengas un plan B.

Entrevistador: Cuando ves las películas que has hecho, ¿estás satisfecha?

Yasemin: Mucho. En especial el año pasado fue muy bueno para mí. Tengo la sensación de que puedo probar muchas cosas nuevas, cosas diferentes. Antes grabé “Geil Eins” y era un personaje plano. Ahora estoy haciendo comedia. También he jugado a “Marie Fängt Feuer” o “Väter Alleine zu Hause” en donde actué de la exesposa de Oliver Schultz, así como de mamá de tres niños. Tengo el sentimiento de que tengo mucha suerte, de que puedo actuar en muchas cosas distintas.

Entrevistador: No muchos actores pueden decir que han hecho eso.

Yasemin: Sí, exacto; tengo la sensación de que soy suertuda, que puedo probar muchas cosas, y estoy agradecida con eso.

Entrevistador: ¿Hay algún personaje de ensueño para ti?

Yasemin: Billonaria, diría yo (risas). En realidad no puedo decir cuál es, sino que cuando yo veo un libreto y leo cómo es mi personaje, puedo responder esa pregunta, al menos luego de la segunda leída. No puedo decir que lo ideal sería una mujer fuerte, porque todos los personajes tienen sus desventajas y sus debilidades, así parezcan fuertes.

Entrevistador: ¿En ocasiones te detienes a pensar si quieres hacer el personaje o no?

Yasemin: Sí, eso es una corazonada. Me gusta interpretar a las figuras débiles, a las que tienen problemas, a las que han sufrido de algo, pero intento buscar en cada personaje algo bueno. Eso es muy importante para mí. De todas maneras, tengo que amar a la figura que haré. Si no siento amor, no me gusta interpretarla.

 

YASEMIN CETINKAYA. listal.com

 

Entrevistador: Viendo tu recorrido es evidente que solo has hecho películas y cosas muy “fancies” (cosas lujosas, elegantes y que causan furor), pero no he visto que hayas hecho teatro.

Yasemin: Sí lo he hecho. He hecho teatro, aunque personajes secundarios. Es que… cuando uno termina la escuela de actuación le preguntan mucho qué es lo que quiere hacer, si prefiere dedicarse al teatro o al cine. Claro que me han ofrecido papeles e, incluso, yo de niña estuve en teatro para jóvenes y actué en papeles secundarios. He hecho algunas obras de teatro para niños en Dortmund, en Karlsruhe, y era muy divertido, aunque soy una persona persona muy bajita… (risas), entonces me adapto muy bien a los papeles de niños, de jóvenes. Para hacer personajes secundarios me toca pensármelo mucho. Por ejemplo, si en Karlsruhe debo interpretar un personaje secundario y vivo en Berlín, me tocan seis horas de ida y seis de vuelta para estar solo dos horas en el escenario. Uno no se puede sacrificar tanto, pero ganas de hacer teatro sí que tengo. Tengo ganas de volver a trabajar en ello, pero comprometerme fuertemente con eso… no me lo imagino, estudié en Luisburgo, que fue genial, pero es una ciudad pequeña y uno está en un pequeño cuarto, siempre con las mismas personas, a las que quería mucho, pero ahí yo pensaba: “quiero salir de ahí”, “quiero estar en la gran ciudad”, “quiero hacer cosas diferentes”; si me hubiera comprometido con el teatro me habría tocado quedarme dos años más y no me imagino eso, en el futuro de pronto…

Entrevistador: Berlín tiene muchos teatros. ¿Vas a teatros privados?

Yasemin: Sí, yo siempre voy, miro el programa y si hay clásicos que me gustan mucho. Miro también quiénes están actuando, si hay conocidos o algo así.

Entrevistador: ¿Cuáles clásicos?

Yasemin: Yo… me gusta mucho Heiner Müller o… Salomé (¿la obra de Oscar Wilde?). Como espectador de teatro estoy ahí muy seguido.

Entrevistador: ¿Y te gusta ir al cine?

Yasemin: Mmm… allá sí voy mucho, por supuesto. Miro qué hay antes. El cine es de sorpresas. Miro el programa de cine para ver qué hay. En Neukölln Kreuzberg hay muchos, entonces pienso: “vamos a ver qué hay”. Me parece genial.

Entrevistador: ¿Y Berlinale (Festival Internacional de Cine de Berlín)? ¿Vas allá?

Yasemin: Sí, un poco. Uno mira la publicidad, los eventos… uno no va solo por las conexiones o los conocidos. Eso es como cuando llevas tiempo trabajando en algo y conoces personas de un medio, los colegas te piden que los veas aquí y allá, y uno al principio dice que sí, que es genial, que luego se encuentra con ellos, pero luego suena tanto a trabajo o a tener que cumplir obligaciones de tu agenda… por eso a veces es bueno también, además de encontrarse con las personas con las que has trabajado antes y hablar de lo que hemos hecho, ir a mirar también lo que están haciendo las personas que todavía no conoces.

 

YASEMIN CETINKAYA. schauspielervideos.de // Gold Berlin // Kim Palme

 

Entrevistador: Bueno, quisiera que no habláramos de tu trabajo. He visto que haces mucho deporte…

Yasemin: Uy, sí… (risas). Me gusta mucho el deporte. Por ejemplo, me parece interesante el “muay thay”, en el que se usa mucho la tibia y los codos. Para las personas bajitas es muy interesante. Soy muy pequeña, mido 1.56 metros y no tengo brazos largos, por lo que creo que no me iría muy bien como boxeadora. Me gusta mucho y me parece muy interesante mirarlo también, pero como actriz no es muy recomendable ir a torneos y cada tres semanas romperse la nariz.

Entrevistador: ¿Eso te podría ayudar a conseguir un rol de acción, por ejemplo?

Yasemin: Claro. Es una ventaja pero, desde mi experiencia, cuando estás en un set hay profesionales que te dicen cómo moverte y qué hacer. Para eso no necesitas años de deporte de pelea. Sin embargo, el sentimiento interno es muy bueno. Por ejemplo, para mi especialización en actuación hice “aikido”, que es un deporte de pelea que es transporte de las energías por el cuerpo, y yo creo que cada arte o deporte que te ayude a usar tu cuerpo y a sentirlo te ayuda también a actuar mejor.

 

YASEMIN CETINKAYA (Fotografía: Henry Wittebrink)

 

Entrevistador: Tenemos algo de tiempo para preguntarte si tienes “hobbies”.

Yasemin: Sí, claro. Soy una ratona de biblioteca. Sin mis libros no voy a ningún lado. También tengo amigos, personas con las que me gusta hablar y encontrarme… (risas dudosas). ¿Cuáles son mis “hobbies”? Jajaja, sí tengo “hobbies”, pero cambian con el tiempo.

Entrevistador: Bueno, eso fue todo. Muchas gracias por esta charla y mucha suerte.

Yasemin: Muchas gracias”.

 

Gracias a ti, Yasemin, por el regalo inconmensurable de tu sencillez, tu simpatía y tu talento. Un abrazo grande desde Colombia y que vengan muchas satisfacciones en tu carrera actoral.

 

Ruitoque, Mesa de las Tempestades, área metropolitana de Bucaramanga, Santander (Colombia), Suramérica, sábado 15 de enero de 2022

 

 

¡Gracias por compartirla!
Publicado en Cine | Comentarios desactivados en Yasemin Cetinkaya, joven y talentosa actriz alemana. Por Óscar Humberto Gómez Gómez, miembro del Colegio Nacional de Periodistas